Bases de medición en el nuevo marco conceptual del grupo 1

Bases de medición en el nuevo marco conceptual del grupo 1


El nuevo marco conceptual del grupo 1 de convergencia explica cuál es la base de medición (costo histórico, valor razonable y valor en uso) más apropiada para cada activo o pasivo. A continuación, profundizamos al respecto.

En marzo de 2018, el IASB terminó su revisión del marco conceptual para la información financiera y lo emitió a finales del mismo mes. En Colombia, dicho marco fue incorporado al anexo 1 del DUR 2420 de 2015, mediante el Decreto 2270 de 2019, y debe aplicarse de manera obligatoria a partir del período contable que inició en enero 1 de 2020.

Este artículo es la tercera parte de una serie de editoriales en las que hemos venido analizando cada uno de los 8 capítulos que componen el marco conceptual para la información financiera, para consultar las anteriores publicaciones, haga clic en:


Capítulo 6. Medición

La selección de una base de medición debe tener en cuenta las características clave de la información financiera útil (relevancia y representación fiel) y, particularmente, las características del elemento, la contribución a los flujos de efectivo debido a actividades económicas, la incertidumbre de medición y la restricción de costos.

El IASB consideró que se necesitaba un equilibrio entre dar a las entidades la flexibilidad para proporcionar información relevante que represente fielmente los activos, pasivos, patrimonio, ingresos y gastos de la entidad; y requerir información que sea comparable, tanto de un período a otro, como a través de las entidades.

“la comunicación efectiva en los estados financieros también se respalda al considerar que la información específica de la entidad es más útil que las descripciones estandarizadas”

Otro punto que debía tenerse en cuenta, para el IASB, es que la comunicación efectiva en los estados financieros también se respalda al considerar que la información específica de la entidad es más útil que las descripciones estandarizadas y la duplicación de información en diferentes partes de los estados financieros, la cual generalmente es innecesaria y puede hacer que dichos estados sean menos comprensibles.

Costo histórico

La primera de las bases de medición discutidas es el costo histórico. Aunque el tratamiento contable de esta base de medición no ha cambiado, el marco conceptual ahora explica que:

  • El valor en libros de las partidas no financieras mantenidas a costo histórico debe ajustarse con el tiempo para reflejar el uso (en forma de depreciación o amortización).
  • Alternativamente, el valor en libros se puede ajustar para reflejar que el costo histórico ya no es recuperable (deterioro).
  • Las partidas financieras mantenidas al costo histórico deben reflejar cambios posteriores, tales como intereses y pagos, siguiendo el principio a menudo denominado costo amortizado.

Mediciones del valor actual

El marco conceptual también describe tres mediciones del valor actual, a saber:

  • El valor razonable, que continúa definiéndose como el precio en una transacción ordenada entre participantes del mercado.
  • El valor en uso (o valor de cumplimiento para pasivos), que se define como un valor específico de la entidad, y permanece como el valor presente de los flujos de efectivo que una entidad espera obtener del uso continuo de un activo y su disposición final.
  • El costo actual, el cual es diferente del valor razonable y el valor en uso, por ser un valor de entrada. Este costo analiza el valor en el que la entidad adquiriría el activo (o incurriría en el pasivo) a los precios actuales del mercado, mientras que el valor razonable y el valor en uso son valores de salida, centrándose en los importes que se obtendrán del artículo.

¿Cuándo es más adecuada cada base de medición?

La relevancia es un tema clave. El marco conceptual dice que el costo histórico puede no proporcionar información relevante sobre los activos mantenidos durante un largo período de tiempo, y ciertamente es poco probable que brinde información relevante sobre derivados. En ambos casos, es probable que se utilice alguna variación del valor actual para proporcionar más información predictiva a los usuarios.


“el marco conceptual sugiere que el valor razonable puede no ser relevante si los elementos se mantienen únicamente para su uso o para recolectar flujos de efectivo contractuales”

Por el contrario, el marco conceptual sugiere que el valor razonable puede no ser relevante si los elementos se mantienen únicamente para su uso o para recolectar flujos de efectivo contractuales. Adicional a esto, menciona específicamente los elementos utilizados en una combinación para generar flujos de efectivo mediante la producción de bienes o servicios a los clientes.

Como es poco probable que estos artículos se puedan vender por separado sin penalizar las actividades, es probable que una medida basada en el costo proporcione información más relevante, ya que el costo se compara con el margen realizado en las ventas.

Capítulo 7. Presentación y divulgación

Esta es una nueva sección que contiene los principios relacionados con la forma en que los elementos deben presentarse y divulgarse.

El primero de estos principios es que los ingresos y gastos deben incluirse en el estado de resultados, a menos que la relevancia o la representación fiel se realcen al incluir un cambio en el valor actual de un activo o un pasivo en el otro resultado integral –ORI–.

El segundo de estos se relaciona con la reclasificación de rubros de ORI en resultados. La NIC 1 – Presentación de estados financieros sugiere que estos deben revelarse como partidas para ser reclasificadas en resultados, o no reclasificadas. La reclasificación del ORI es polémica: algunos analistas argumentan que todos los rubros de ORI deberían reclasificarse; otros argumentan que los rubros de ORI nunca deben reclasificarse a resultados, mientras que algunos opinan que solo algunos rubros deben reclasificarse.

El marco conceptual contiene una declaración de que los ingresos y gastos incluidos en ORI se reclasifican cuando hacerlo aumenta la relevancia o mejora la representación fiel de la información. El ORI no puede reclasificarse si no hay una base clara para identificar el período en el que debería ocurrir.

Comparación del marco conceptual del Estándar Pleno frente al de las pymes (año 2020)

El marco conceptual del Estándar Pleno (léase el marco conceptual para la preparación y presentación de estados financieros) y el del Estándar para las Pymes (sección 2 – Conceptos y principios generales) comparten los mismos conceptos, de manera general.

Los requerimientos para el reconocimiento y medición de activos, pasivos, ingresos y gastos en el Estándar para las Pymes están basados en los principios generales que se derivan del marco del Estándar Pleno. Como se ha explicado a lo largo de esta serie de editoriales sobre el marco conceptual, muchas de las definiciones cambiaron, ocasionando diferencias en ese sentido entre los dos modelos.

Los usuarios externos de información financiera tienen objetivos similares, independientemente del tipo de entidades en las que inviertan. Por consiguiente, el objetivo de los informes financieros con propósito general es el mismo para todas las entidades.

No obstante, al desarrollar el Estándar para las Pymes, el IASB realizó simplificaciones del Estándar Pleno en función de las necesidades de los usuarios y los análisis de costo/beneficio.

En la práctica, los beneficios de aplicar normas contables difieren entre entidades que informan, dependiendo principalmente de la naturaleza, el número y las necesidades de información de los usuarios de los estados financieros de la entidad que informa. Los costos relacionados pueden no diferir de forma significativa.

Por consiguiente, de conformidad con el marco conceptual, el IASB concluyó que la relación costo/beneficio debe evaluarse en relación con las necesidades de información de los usuarios de los estados financieros de una entidad.

Los anteriores fueron algunos apartes tomados del documento escrito por el equipo examinador de Informes estratégicos de negocios del ACCA.



https://actualicese.com/bases-de-medicion-en-el-nuevo-marco-conceptual-del-grupo-1/?referer=email&campana=20200304&accion=click&utm_source=act_boletindiario&utm_medium=act_email&utm_campaign=act_boletincontenidos&utm_content=20200304_contable&MD5=415e8678af580f50598f653f78613c8d#

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *