InterBolsa, un descalabro bursátil que ahora es lío judicial

InterBolsa, un descalabro bursátil que ahora es lío judicial


Entre el 2 de noviembre, cuando estalló la crisis de la firma comisionista,
que tiene en problemas al Grupo InterBolsa, y hoy, las autoridades han
encontrado indicios de operaciones indebidas.


Hace un mes, cuando se conoció la decisión de liquidar a la poderosa
comisionista InterBolsa –dueña del 35 por ciento del mercado nacional– el caso
no pasaba de ser un descalabro bursátil sin mayores consecuencias para el
sistema y para la holding de la que hace parte.

Pero, cuatro semanas después, varios de sus socios –Tomás Jaramillo, Juan
Carlos Ortiz y Víctor Maldonado– ya tienen a cuestas una denuncia penal por
concierto para delinquir, manipulación fraudulenta de títulos en la bolsa,
operaciones no autorizadas, abuso de confianza y estafa.

La primera alerta sobre posibles anomalías en torno a este colapso financiero
fue el hallazgo de un préstamo, por más de 70 mil millones de pesos, que se reveló.

Uno de los dueños de la Clínica Candelaria admitió que ese dinero nunca
ingresó a su contabilidad y que fue un favor que le pidió InterBolsa antes de
que estallara el escándalo.

La maniobra –que InterBolsa califica de legal– buscaban, al parecer, liquidez
para salir del entuerto en que la comisionista se había metido con los llamados
repos de Fabricato, que, a la postre, la llevaron a la quiebra.

Todo indica, según investigadores, que inflaron artificialmente la acción de
Fabricato y que la triangulación de préstamos entre empresas de sus accionistas
no era una excepción, sino la regla.

Ya está probado que, a través del polémico Fondo Premium de Curazao, les
inyectaron recursos a las empresas de Jaramillo, Ortiz y Maldonado.

Este tipo de desembolsos llevaron al penalista Jaime Granados –quien defiende
los intereses de los inversionistas de Premium– a instaurarles la denuncia ante
la Fiscalía.

Según Granados, recaudaban dineros, “garantizando una falsa apariencia de
seguridad”, para hacerse autopréstamos.

El escándalo ha dejado al descubierto que las filiales de InterBolsa en EE.
UU. y Brasil también estaban en crisis, como evidencian las actas de junta de la
holding.

El caso ha tomado tal dimensión que Maldonado, Tomás Jaramillo y, su padre,
Rodrigo Jaramillo –cabeza del grupo– contrataron al penalista Jaime Lombana:
“Van a responder con su patrimonio”.

ACCIÓN DEL GRUPO VOLVERÍA AL RUEDO A MEDIADOS DE ENERO

El título de la ‘holding’ perdió el 30 por ciento de su valor en solo dos
días, por el escándalo de la comisionista.

La acción del Grupo InterBolsa solo se volverá a negociar en el mercado
bursátil colombiano hasta mediados de enero del 2013. La decisión la tomó ayer
la Bolsa de Valores de Colombia (BVC), que anunció que dicha especie, que se ha
visto afectada por los problemas presentandos por la comisionista del grupo (hoy
en liquidación), volverá a negociarse el 14 de enero del próximo año. Tras los
problemas de liquidez afrontados por la firma, la BVC ordenó suspender la
negociación de dicho título el 2 de noviembre, cuando su precio registró una
caída del 30 por ciento en una sola jornada, al pasar de 1.400 a 980 pesos en
cuestión de horas.

Con la de ayer, la acción de InterBolsa acumula cuatro prórrogas en línea,
con lo cual se busca proteger a las más de 1.000 personas que hoy tienen de esas
acciones en su poder.

Asi mismo, hoy se reanudan las asambleas de inversionistas de las carteras
colectivas de la SAI InterBolsa.

Están programadas las de Comprar para Arrendar, que se llevará acabo en
simultánea en Medellín y Bogotá a partir de las 8:00 de la mañana, mientras en
la tarde se realizará, en similares condiciones, la de Factoring.

PESE A TODO, EL IGBC NO FUE EL PEOR DE LA REGIÓN EN
NOVIEMBRE

Este mes, las bolsas de Lima, Santiago y el Dow Jones de EE. UU. tuvie- ron
caídas superiores

a la de Colombia.

A pesar de que noviembre fue el peor mes de este año para la Bolsa de Valores
de Colombia, como consecuencia del impacto generado por la crisis de la
comisionista InterBolsa, en liquidación, algunos de los mercados vecinos
tuvieron resultados, incluso, más bajos.

Las cifras indican que las negociaciones del mercado local cayeron 60 por
ciento, en tanto que el valor promedio diario de transacciones en renta variable
se descolgó en alrededor del 40 por ciento.

De acuerdo con la comparación de los índices entre el 2 de noviembre y ayer,
en las principales bolsas de valores de la región, el Igbc no es el de mayor
caída.

Por ejemplo, el Índice General de la Bolsa de Valores de Lima (IGBVL) tuvo un
descenso de 2,75 por ciento en el último mes, mientras que el Ipsa la Bolsa de
Santiago de Chile reportó una reducción de 2,42 por ciento en el mismo
periodo.

Por su parte, la bolsa colombiana cayó apenas 0,77 por ciento, lo que, en
concepto de los expertos en el tema, equivale a un nivel normal en un mes
regular para el mercado.

Incluso, el índice Dow Jones, de Estados Unidos, bajó 0,97 por ciento en el
mes, cifra superior a la del Igbc, de Colombia.

A su turno, las bolsa de Brasil registró una caída de 0,3 por ciento.

Por el contrario, la Bolsa de México lideró los resultados positivos del
penúltimo mes del año, con un crecimiento de 1,35 por ciento en su índice.

Un comportamiento similar (positivo) tuvieron en noviembre los mercados de
París y Fráncfort, con 2,12 y 0,976 por ciento, respectivamente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *